Desde Agosto 2016 escaló el conflicto minero en la comunidad indígena Shuar Arutam, especialmente en Nankints, de la cual familias estuvieron violentamente expulsadas de sus territorios de vida. El Gobierno de Ecuador facilitó el proyecto a la empresa minera china Explorcobres SA (EXSA), de comienzo previsto para 2018 para una duración de 25 años. No hubo una consulta previa, libre e informada legítima sobre la explotación de esta mina de cobre a cielo abierto. La declaración de Estado de Excepción y la militarización de la zona intensificaron la crisis, después de confrontaciones entre policías, militares y los Shuar en defensa de sus territorios.

 

Presencia militar/policial

Video Programa 360